Hoy hablo de cambios. Importantes y necesarios, sin los cuales sería imposible hacer del mundo un lugar mejor. Hablo de mujeres, y nuestra lucha diaria y árdua por tener voz, espacio, respeto, igualdad de derechos. Siempre hemos luchado mucho.

Sin embargo, ha llegado un tiempo en el que ya no nos callamos. Y sabes lo increíble? La moda muchas veces representa mucho de ese cambio, una vez que hoy no aceptamos que nos digan como tiene que ser nuestro cuerpo, ni lo que tenemos que vestir. Estamos cada día más seguras de que, sea como sea, la belleza es cuestión de opinión. La nuestra. Y no nos van a quitar la confianza si no nos cuadramos en los estereotipos impuestos (y vendidos) por equipos de marketing. Vamos a ponernos lo que a nosotras nos guste, lo que nos sea cómodo, lo que nos haga sentir especiales, puede que sean unos tenis viejos o los más vistosos tacones.

Con eso, te quiero decir lo que seguramente ya sabes: sigue siendo tu misma, porque tú puedes. Ponte maquillaje, o no. Mezcla listras y estampados. Ponte minifalda, o la más ancha que tengas. Crea un estilo tuyo, intenta nuevos padrones, cambia tu peinado, córtate el pelo super corto. O déjatelo largo. Vete al gymnasio, o no lo hagas si no te apetece, hay muchas formas de ser sano. No te culpes por ser quien eres o por no agradar a todos.

Haz lo que tu quieras, porque lo que realmente importa es que te guste a ti y seas feliz 🙂

Imágenes: google

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.